RESEÑAS



Sobre "El arte carnal en Orlan". Punto de opinión

De José Ignacio Benito Climent
Casa del Libro de Valencia, día día 2 de abril de 2013
 
 
 
Lo primero agradecer a la Casa del Libro la gestión de este espacio dedicado a las letras. Agradecer a Juan Pastor, creador de la editorial Devenir y la colección Otro, en la que aparece este texto por confiar en la edición de mi libro que hoy presentamos, en lo de Otro 

 


Aurora de Albornoz y el compromiso de la palabra

Por José Ramón Ripoll

Para mí es un honor participar en la clausura de este ciclo que, bajo el título La voz. El compromiso de la palabra, ha venido organizando con gran logro la colección Devenir de poesía y ensayo, y quiero agradecerle a su editor, Juan Pastor, el oportuno debate que se ha llevado a cabo sobre este asunto, precisamente en una época tan descafeinada como la nuestra,  donde plantear cualquier tipo de compromisos o lealtades parece estar fuera del ámbito de la moda y el glamour. Me honra también poder traer a colación la figura de Aurora de Albornoz , quien fuera mi maestra y amiga, en un panel donde su nombre no queda sombreado por la presencia de Valle-Inclán, Miguel Hernández o Blas de Otero, sino al contrario, plenamente


Juan Pastor presentado por Rafael de Cozar

Sobre "Dominios de matiz" en la Carbonería de Sevilla
Juan Pastor y yo somos de algún modo parientes por hermandad compartida. Mi hermano, el poeta  y pintor Ángel Leiva, argentino exiliado y siempre errante, primero en Cádiz, luego en Madrid, para marchar a USA, donde vivió muchos años, hasta recalar hace ya unos cuantos en Sevilla, saludaba a Juan Pastor en la extinta Estafeta Literaria de 1976 como una de las nuevas voces poéticas de futuro.
 
“Y es hoy el mañana de ayer… como escribió Machado, ya de madurez, “Dominios de matiz”, de su editorial Devenir.


La gravedad de la poesía de Francisco López Serrano - Javier Lostalé

Por Javier Lostalé

 
La lectura de El último hombre sobre la tierra  nos coloca en el centro de gravedad del ser, en el lugar de intersección de lo cósmico y de lo íntimo, en la radical precariedad de la existencia  hasta  el punto de que la presencia del hombre en el universo carece de sentido, y de este modo su lectura abre dentro de nosotros surcos de rebeldía y de libertad. Las ideas encarnadas(en la poesía siempre hay encarnación) de relatividad, caos, límite, vacío, nada, mundo, azar, origen ,conciencia, instante, eternidad, energía amorosa, fragmentación, disgregación o muerte, se corresponden naturalmente en este libro con términos científicos que, al integrarse dentro del lenguaje poético(ciencia y poesía están muy próximas),prestan   visibilidad a los estados de espíritu, organicidad a lo inaprensible, textura a lo inabarcable, corporeidad   al pensamiento, aliento al misterio  y fecundan la imbricación entre lo  terrenal y lo estelar.


‹ Principio  < 4 5 6 7 8 >  Final ›