RESEÑAS


UN SALMO ANCESTRAL. Sobre Paloma Fernández Gomá por por Miguel Florián

UN SALMO ANCESTRAL
Un salmo ancestral, ausente de palabras.Paloma Fernández Gomá
Por Miguel Florián

 

PortadasPaloma Fernández Gomá acaba de publicar el poemario Espacios oblicuos en la colección Poesía de Editorial Devenir que dirige desde hace alrededor de treinta años, Juan Pastor. No puedo dejar de recordar con enorme agradecimiento a este editor y poeta murciano. Gracias a él, a su entusiasta insistencia, publiqué mi primer poemario, Los mares, las memorias. Es muy probable que sin el interés que mostró no hubiera aparecido ni aquél poemario ni, tal vez, los que habrían de sucederle.

Vuelvo a Paloma. A la mujer que conocí hace alrededor de veinte años, en Algeciras. Nos presentó un común amigo, Domingo F. Faílde, a quien evoco ahora con afecto y nostalgia. Desde entonces hemos mantenido una comunicación muy frecuente. Paloma me ha invitado en repetidas ocasiones a colaborar en la revista Dos orillas y, con sumo gusto, lo he hecho y aguardo continuar haciéndolo en un futuro. También me une a ella, aparte de la poesía, su origen madrileño. Una ciudad a la que amo con amor hondo. Con el amor que genera la memoria, la ciudad que fue la patria de la infancia, de la adolescencia y de los primeros amores y desamores… La heredad nutricia de la palabra poética…


Espacios Oblicuos de Paloma Fernández Gomá

GaleríasEspacios Oblicuos de Paloma Fernández Gomá

Por José Sarria
 
El poeta malagueño Rafael Pérez Estrada se expresaba en los siguientes términos con relación a su posición estética: “un escritor no revolucionario es un escritor de escuela (...) En la sociedad en la que vivimos se da con frecuencia (...) la subestimación del lector. Parece obligado darle una papilla entendiéndolo como subnormal que precisa un lenguaje subnormal (...) En modo alguno pretendo ni infantilizar al lector, ni infantilizarme”.
En el devenir histórico de la creación poética ha existido un doble discurso, desde el punto de vista del planteamiento del hecho creacional.


Antonio César Morón, El límite de las inercias. Germen y corolario del amor

AutoresAntonio César Morón, El límite de las inercias, Germen y corolario del amor, 

Por Miguel Ángel García
(Universidad de Granada)
 
El límite de las inercias es el amor, el amor de muchos días, por utilizar una expresión de la que se sirvió Jaime Gil de Biedma en un capítulo de su libro sobre el Cántico guilleniano. Con amor de muchos días me refiero a la Afrodita celeste, no a la pandémica, como reza el título de un célebre poema del autor de Las personas del verbo, a Ágape y no a Eros, por poner al mismo tiempo sobre la mesa la dialéctica a la que atiende Denis de Rougemont en su no menos conocido libro sobre el amor en Occidente. La Venus urania dibuja el límite de la inercia hacia la Venus vulgar, aunque siempre como las construye Gil de Biedma y no al modo estrictamente platónico, en esta segunda entrega poética de Antonio César Morón. Hagamos un breve rodeo, con todo, antes de justificar esta conclusión provisional. 


Los árboles solitarios. Una hermenéutica del amor. Por Juan Ramón Martínr

AutoresLos árboles solitarios. Una hermenéutica del amor.
Por Juan Ramón Martín
(Texto de presentación)
 
Buenas tardes y muchas gracias Alejandro por invitarme a la presentación de este libro Los árboles solitarios, en este entorno tan agradable ante este auditorio que declara, estoy seguro, su amor absoluto a la palabra y a la poesía. Digo y creo no confundirme que este grupo de personas que formamos esta reunión tenemos algo o mucho de filólogos, de amantes-enamorados de las palabras, de sus significados, sus formas escritas, sus sonidos y de las resonancias contenidas en ellas. Del poder evocador y transformador que poseen las palabras. Tus palabras en este caso.


Las sumas y los restos, de Ana Pérez Cañamares Por Belén Artuñedo

GaleríasLas sumas y los restos, de Ana Pérez Cañamares
 
V Premio de poesía Blas de Otero. Villa de Bilbao 2012
Por Belén Artuñedo
 
Buenas tardes, me corresponde introducir hoy la lectura que Ana Pérez Cañamares va a ofrecernos de su libro Las sumas y los restos, que obtuvo el V Premio de poesía Blas de Otero Villa de Bilbao 2012 y le agradezco a Ana la oportunidad que me ha dado de acompañarla en esta invitación a la lectura de su libro; también su confianza en que yo dibuje un itinerario de lectura personal, que es lo que puedo hacer: comentaros los hitos que, en mi manera de hacer míos sus poemas, han marcado la conmoción que su mirada sobre las cosas y su voz me despiertan.


‹ Principio  < 2 3 4 5 6 >  Final ›