Po├ętica


Poética de Juan Pastor

PRIMERA POÉTICA (1970-1983)

Los primeros fragmentos de mi poética se iniciaron en el hábitat del mayo francés de 1968. Pero es en primavera de 1975 cuando mi poética crece y se hace realidad, desde las páginas de mi libro: Hasta que el tiempo los agote (Murcia, 1975).

Y es en los dos primeros poemas del libro, junto a la composición final que cierra, donde aparece y se depositan la primeras semillas de mi obra.
Cuatro poemas y un silencio (Barcelona, 1977) y Sin labios para reír (Barcelona, 1978), significan la liberación y el lanzamiento de la voz.

“El” y la sombra del último viaje (México, 1980), Acirbaf en el país de los Dádelos (Barcelona, 1981) y Curvaturas de la sombra (Barcelona, 1983) significan la realidad y la confirmación para el vuelo. Confirmación que más tarde fue depurada en Paréntesis de tiempo, silencio y curvaturas (Madrid, 1998).

Con estos parámetros de tiempo y obra y siendo muy consciente de que no es lo mismo, lo que se quiere decir, lo que se dice, que lo que se comunica, mi primera poética cierra sus puertas para salir y caminar con la palabra. Con la coherencia y dignidad de una lucha feroz con el lenguaje.

MI POÉTICA (1984-2004)

Mi poética siempre ha sido el sentimiento de una necesidad. Y el sujeto de mi voz, son como pálpitos y condiciones para sentir. Plenitud para llegar y recibir del otro, como también para ver y conseguir comunicar. Porque nuestro derecho a vivir, también lo es para pensar y sentir en libertad.
Pero es la poesía y condición…, la que nos eleva y me hace para estar y sentir con voluntad. Aunque sujetado y eternamente ligado a la caída de lo que significa el otoño, donde siempre permanezco y estoy en busca y por encima de la voz. Pero se me cierra la distancia, cuando amanece al otro lado y por encima de la frontera que divide.

Claridad de la nada (Barcelona, 1987), Espacios de luz hacia la línea (Madrid, 1993) y Cuando se nos deja ver (Madrid, 2004) representan la duda como lucha del lenguaje y confirmación, de lo que se quiere, se dice y comunica.

ULTIMA POÉTICA

Así es mi proyecto. Por lo que trabajo para que desde la base hasta el cénit de su evolución, nos podamos agarrar y proteger de la caída. Son ideas y reconocimientos aceptados, pero con sus paisajes cargados de tiempo y estación de la luz. Espacio intermedio, que desde su realidad y pasando por la nube, nos alimenta y conduce hasta llegar a lo infinito de su voz. Sentimiento y dignidad con capacidad para envolver y proteger la intimidad.Poesía como defensa y cultura como base, son el objetivo para levantar y superar el vuelo. Es conseguir la voz en plenitud, pero con la superposición de la palabra. Mantener la distancia y poder alejarme con la escritura, del espacio entre la sensación de vivir y la de vivir en la utopía.

Caminar y mantener como único y poderoso objetivo, el conseguir siempre: claridad y limpieza. Y como virtud, el despertar de la realidad.