Mari Conejero

Hace años que nado en la piscina cubierta, nos dice Mari Conejero (Albacete, 1950). En la brazada que saco la cabeza a la superficie, todo parece más o menos normal.

Es en la siguiente, al hundir la cabeza bajo el agua, cuando empieza lo realmente importante y fascinante para mí. Al incidir los rayos del sol en el fondo de las baldosas de la piscina, como fogonazos, voy viendo toda mi vida. Recuerdos que van quedando ahí, como esas gafas de piscina que quizá algún nadador debió perder ayer y que hoy todavía no ha rescatado el monitor.

Estos 114 relatos cortísimos de Mari Conejero son como ella. Cortísimos, escuetísimos, simplísimos..., vulgares y corrientes como a ella le gusta definirse. Simples y sencillos fogonazos. Ni más ni menos, nos añade y confirma su autora.


114 relatos cortísimos

Mari Conejero
Referencia nº: 85
Categoría: Devenir El otro

PEDIDO