Arthur Rimbaud

ARTHUR RIMBAUD (Charleville, 1854-Marsella, 1891), es uno de los más grandes renovadores de la poesía francesa de finales del XIX y, por extensión, de la posterior literatura europea. Tuvo una infancia precoz, sometida a los rigores de una educación familiar. Uno de sus primeros profesores, Georges Izambard lo iniciaría en su amor por la escritura y por el arte. Ya a los catorce años escribió sus primeros poemas y, azuzado por sus tempranas preocupaciones sociales, huye de casa a los dieciocho impulsado por la aparición de la Commune.

Desde esa edad temprana muestra, a la vez, una gran rebeldía en los comportamientos y un interés por construir una literatura nueva, que unas veces él cifraba en el hecho de que el poeta debía ser un “vidente” y otras en que había llegado la hora de hacer una “literatura nueva”. “Místico en estado salvaje, un manantial perdido”, en opinión de Paul Claudel, o la persona que apuesta “por el peor de los nihilismos existentes”, según Albert Camus, lo cierto es que su obra destaca valiosamente desde muy temprano y de esa primera etapa creadora es ya un poema paradigmático como “El barco ebrio”, una de las obras maestras del simbolismo, o su famoso “Soneto de las vocales”.

Muy pronto llamó también la atención de otro gran poeta francés de su tiempo, Paul Verlaine. Ambos entrarían en contacto y mantendrían una tensa y desigual amistad, sobre todo entre los años 1872 y 1873. Los dos viajan a Bélgica e Inglaterra, pero Rimbaud acabaría rompiendo dicha amistad. Este desenlace adquiere tintes dramáticos, al disparar Verlaine sobre Rimbaud y herirlo. Una estancia más apacible en Roche, donde su familia poseía una casa, le impulsan a la escritura de una manera mucho más intensa, explosiva casi. El mejor testimonio y fruto de ello sería la creación sus dos grandes libros de poemas, las Iluminaciones y Una temporada en el infierno.


Iluminaciones

Arthur Rimbaud
Referencia nº: 200
Categoría: Devenir Poesía

PEDIDO