Antonio Prieto

Antonio Prieto (Águilas 1929) cursó estudios de Filología Románica y Filología Italiana en la Universidad Complutense de Madrid. Ha ejercido su docencia en las universidades de Pisa, Málaga y La Complutense donde alcanzó la Cátedra de Literatura Española que ejerció hasta su jubilación. Correspondiente de la Academia de Buenas Letras de Barcelona; de la Pontificia Insigne Accademia di Belle Arti e Lettere dei Virtuosi al Pantheon de Roma; de la Academia Portuguesa da Historia. Fundador y codirector de la Revista Internacional Prohemio de lingüística y crítica literaria de la colección Ensayos-Planeta. Dedicó amplios estudios monográficos a J.B. Marino, Basile, Alfieri, Goldoni, Foscolo, Leopardi, Manzoni, Italo Svevo, junto a numerosas ediciones de clásicos españoles. A su labor de investigación literaria se deben, en los últimos años, los volúmenes, Ensayo semiológico de sistemas literarios, Morfología de la novela, Garcilaso de la Vega, Coherencia y relevancia textual, Ensayos de literatura europea, La poesía del siglo XVI, La prosa del siglo XVI, Imago vitae y Cuaderno de ayer, entre otros estudios.

            En el campo de la novela Antonio Prieto ha realizado una extensa producción que se inició con Tres pisadas de hombre, Premio Planeta de 1955. A esta obra le siguieron los siguientes títulos: Buenas noches, Argüelles, Vuelve atrás, Lázaro, Encuentro con Ilitia, Elegía por una esperanza, Prólogo a una muerte, Secretum, Carta sin tiempo, El Embajador (Seix Barral, 1988), calificada por Fernando Lázaro Carreter de “espléndida combinación de fantasía y saber”, La desatada historia del caballero Palmaverde (Planeta, 1991), de la que Manuel Alvar destacó “su capacidad de fabular” y “su maestría en el uso de la lengua”, como características de un “gran novelista”. A estos títulos siguieron La enfermedad del amor (Seix Barral, 1993), La plaza de la memoria (Guadalquivir, 1995), El ciego de Quíos (Seix Barral, 1996), Isla Blanca (Seix Barral, 1997), con la que obtuvo el Premio Andalucía de la Crítica, que fue calificada por Javier Goñi (El País) como “una de las novelas más extraordinarias aparecidas en 1997” y de la que Rafael Conte (ABC) destacaba la “coherencia interior, exigencia formal u sólidas bases artísticas u culturales que cualifican su producción narrativa”. Siguieron La lluvia del tiempo (Seix Barral, 1998), Libro de Boscán y Garcilaso (Península, 1999), Reliquias de la llama (Seix Barral, 2000), Dolobella (Seix Barral, 2001), Una y todas las guerras (Seix Barral, 2003) por la que volvió a ser reconocido con el Premio Andalucía de la Crítica. Sus últimas novelas son Invención para una duda (Seix Barral, 2006), La metáfrora inacabada (Seix Barral, 2008), La sombra de Horacio (Academia Alfonso X de Murcia, 2009), El manuscrito sellado (Seix Barral, 2010) La cabra de Diógenes (Renacimiento, 2011), El olfato el amor y la carcoma (Renacimiento, 2012) y Oficio de personaje (Renacimiento, 2013).

            Tanto por su labor investigadora como novelística ha recibido importantes homenajes promovidos por distintas instituciones (Universidad de Málaga, Bibliófilos extremeños, Instituto de Estudios Humanísiticos…), que se han recogido en amplios volúmenes. Sobre su obra novelística se han realizado diversas tesis doctorales, y cuenta en la actualidad con importantes estudios críticos sobre su obra.


Despedido ayer

Antonio Prieto
Referencia nº: 80
Categoría: Devenir El otro

PEDIDO